lunes, 7 de enero de 2008

¡Bernal no quiere que yo tire!

Las calles de mi zona se ven, desde que comenzó el año, anormalmente limpias; se circula inusualmente tranquilo, puede verse más allá de los siguientes dos metros de acera. Los buhoneros no están. Tal vez no ha regresado de su asueto, tal vez acatan a regañadientes el decreto del Alcalde de Libertador y se han retirado de las aceras ahora declaradas "libres".

Es decir: no sé nada de Franela...

Y no es que hayamos tenido mucho contacto últimamente. Luego de varios meses sin verle la cara, apenas hace cosa de diez días me crucé por su puesto, y me saludó muy alegre, pero sin separarse de su grupo. Y como pasé por allí en la mañana —regresaba de hacer compras— a mediodía revisaba mi reloj y mi celular nerviosamente: ¿habrá interpretado mi paso como antes, una invitación a venir a casa? Luego de las dos de la tarde, me convencí de que no...

Ahora que no monta tienda por su ubicación usual (aunque habrá que ver si desde esta semana el respeto por el decreto es el mismo), sólo puedo esperar a que se acuerde de mi número y de mis atenciones... Mientras tanto, evocar... ¡ja ja ja!

6 comentarios:

  1. Ah, pero entonces con el mancito hay algo!!!

    Te estas encariñando!!! jajajaja

    Feliz 2008!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. jajajajaaj
    Joker tiene razón,
    te está gustando esa franela más que otras

    ni modo, cruza los dedos y espera que regrese con el caos que los buhoneros traen,

    vamos a ver cuánto le dura a bernal este intento (no sé qué número ya) de limpiar caracas de los buhoneros

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ¡Ay! Cómo negarlo, amigos... ja ja ja... Definitivamente uno se revuelca con un tipo unas cuantas veces, y ya la cosa comienza a ponerse medio doméstica o algo así... Además, no me negarán que la posibilidad de "educar" a un nuevo en esto de las artes de la "pelea de espadas" puede ser un aliciente poderoso...

    Gracias por seguir allí, espero tener qué contarles en breve...

    ResponderEliminar
  4. ¡ElOtrooooooooooooooo! ¡Amiguito! ¡Feliz año! ¿Cómo estás, cómo te ha ido?

    No sabes cuanto te he extrañado, está bueno que Franela se te pierda un tiempo para que sepas lo que sentimos todos tus 'clientes' cuando te desapareces y no tenemos donde ubicarte... :oP

    No se qué fue lo que más eché de menos, si tus post fabulosos o tus comentarios en mis entradas, pues tu y Juanjo son los únicos consecuentes que deján rastros por aquellos predios...

    Qué vaina con Franela, casi una década de anarquía buhoneril y se van a antojar de ponerle reparo al asunto ahora que habías hecho migas con un empresario de la economía informal... No te digo yo... Ojalá el 'mancito' conserve tu número y se reporte pronto.

    Y tu: no te pierdas, no seas maluco ;o)

    ResponderEliminar
  5. El Otro!!!! Que bueno que escribes. Pues te digo dos cosas:

    - Espero que Franela busque la manera de volver a tus sabanas sin necesidad de instalarse de nuevo en las calles con sus secuaces jejeje
    - Por mi casa también se siente ese ambiente no buhoneril y creeme que por más bueno que puedan estar los informales, no los quiero de vuelta.

    Bienvenido de nuevo y feliz 2008!!

    ResponderEliminar
  6. Hermano, gracias a el pana de "lavidadesdeaqui" pude conocer de tu blog, me encantan tus entradas... He leído y requete-leído tu historia con "franela" cada vez con una erección más fuerte e intensa que la anterior.. sabes? uno de mis "pasatiempos" favoritos es bucearme a cuanto buhonero papasote vea por ahí (bueno, ahora ya no mucho, por la ordenanza de la alcaldía); es que estan buenos los coñoe'madres vale... esa rudeza de "macho de calle" es lo que atrae. Y leyendo tu historia, sentí como un triunfo interno.. jejeje no se, algo así, que hayas podido llegar a esos extremos con el carajo.. es un triunfo! Y bueno, no solo buhoneros, también están esos obreros y cualquier otro especimen de macho machote que se encuentre en la calle.. al igual que tu, en el metro siempre ando como un ventilador, y en las horas pico, Dios! la vaina se pone buena... es como una fijación, o mas bien una enfermedad, pero lo que se es que los tipos estos llaman full la atención, como los policias, con esas carotas de "malotes" y esos uniformes que demarcan sus figuras corpulentas y sabrosas a la vista...
    Espero que el pana "franela" se reporte y podamos deleitarnos mas con estos post's tuyos que nos dejan "horny" jeje saludo papa, un abrazo.
    Diego Lanetti
    still_waiting5@hotmail.com

    ResponderEliminar