miércoles, 22 de noviembre de 2006

¡Prohiban el matrimonio gay!

Decidido como estaba (y sigo estando) a postear acá sólo textos de mi propia hechura y de mi propia experiencia, no podía dejar de repetir (bueno, de versionar) esta lista de razones por las que se debe prohibir el matrimonio gay.
En verdad que es una estrategia bien acertada reunir los típicos argumentos de quienes se oponen a la unión homosexual, y demostrar su absurdo, su enfoque erróneo o su claro carácter de prejuicio con sólo añadirle las lógicas conclusiones a cada una de ellas.
En alguno de los puntos podrá notarse, pese a mi adaptación, el origen estadounidense de los textos originales.
Las fuentes fueron en primer lugar la gente de Webmaníacos, quienes consultaron esta, que a su vez se originó en esta otra.

1 - Ser gay no es natural. Y la gente siempre ha rechazado lo que no es natural: por ejemplo, los lentes de sol, el aire acondicionado, los transplantes o las pastillas anticonceptivas.

2 - Permitir el matrimonio gay animará a más gente a hacerse gay, de la misma forma que si sales siempre con gente alta acabas siendo alto. ¿Que fumar sea legal hace que todo el mundo quiera fumar?

3 - Legalizar el matrimonio gay le abrirá la puerta a muchos otros comportamientos extraños. Por ejemplo, la gente querrá casarse con sus mascotas puesto que los perros tienen identidad legal y pueden firmar un contrato matrimonial.

4 - El matrimonio heterosexual ha existido desde siempre y no ha cambiado en todo este tiempo. Es decir, las mujeres son aún propiedad de sus esposos, los negros no se pueden casar con los blancos y el divorcio es ilegal.

5 - El matrimonio heterosexual perderá parte de su profundo significado si se permite el homosexual. Recordemos el profundo significado de bodas como la de Britney Spears, durante 55 horas y sólo para divertirse.

6 - El matrimonio gay no está permitido por la religión. Y en una teocracia como la nuestra, los valores de una sola religión se imponen en toda la comunidad. En nuestro país hay una sola religión, oficial y obligatoria.

7 - Los matrimonios heterosexuales son válidos porque producen niños. Así que hay que prohibir los matrimonios que no engendren bebés: las de parejas gays, los de héteros infértiles o muy viejos, los de quienes se casen sin intenciones de tener muchachos.

8 - Obviamente, padres gays engendrarán hijos gays. Eso se puede demostrar viendo que, cuando los padres son heterosexuales, los hijos siempre lo son.

9 - Los niños no se desarrollan normales sin las figuras paterna y materna en casa. Por eso es que nuestra sociedad prohibe expresamente que existan madres o padres solteros. O que los niños los críen abuelos, tíos o hermanos mayores cuando quienes los engendraron falten por alguna circunstancia.

10 - El matrimonio gay cambiará los cánones de la sociedad; nunca nos adaptaremos a nuevas normas sociales. Así como no nos pudimos adaptar a que se abolió la esclavitud, a los derechos humanos, a que las mujeres trabajaran, al divorcio, y otros pequeños cambios sociales a lo largo de la historia.

9 comentarios:

  1. Clap! Clap! Clap!

    Excelente hermano...muy cierto y muy diciente.

    Saludos desde Bogotá...(quieres casarte conmigo?) jajajajajajaja

    ResponderEliminar
  2. Momento !!!!!

    qué pasó con eso de que no se pueden casar porque es inconstitucional ?

    me parece que se han analizado buenas razones .... sin embargo creo que el asunto es más profundo...

    no se pueden casar por un problema eonómico y estético:

    Si se casan, perderemos a todos los decoradores del mundo, ya no habrán mujeres bonitas porque los peluqueros se volverán am@s de casa, volveremos al guayuco, perderemos la columna de sociales del periódico, ya no habrán profesores de etiqueta y bueno modales, ya no habrán chefs.... Todos serán esclavos del hogar !!!

    Porque a la final a eso se reduce el ser gay, un monton de tipos con sensibilidad extrema para las cosas fatuas ... no ?

    Si los gays se casan pederemos el gusto, y los modales; amén de la baja en el mercado de la mano de obra doméstica...

    Sin mencionar que no sabriamos ya nuestro destino ... porque todos los programas de lectura del tarot de la televisión acabarían ....

    es mejor que no se casen los gays ... aunque no se crea... si que sería un duro golpe a la sociedad !!!!

    ResponderEliminar
  3. Je je jé. Me encantan las razones. Creo haber convencido a mi Bebé de la inconveniencia del matrimonio. Mejor dedicarnos solo a singar.

    ResponderEliminar
  4. DAAAAA!! Ya se que al proximo que diga que se quiere casar le voy a decir que no solo para llearle la contraria.


    Excelente. Aplausos

    ResponderEliminar
  5. COMPARTO CON USTEDES EL SIGUIENTE ARTICULO JEJEJE

    ¡Sí al matrimonio gay! Prohíban el mixto

    Claudio Nazoa

    El Nacional (18 de Julio 2005)

    El mes pasado, estando en España, tuve la oportunidad de presenciar en Madrid la manifestación contra el matrimonio gay. Había monjas, curas y en su mayoría, un gentío feísimo que no entiendo por qué perdían su tiempo tratando de impedir que los gay se casen, en lugar de intentar que a ellos alguien los quiera.

    Esto de que la gente esté a favor o en contra de la homosexualidad es ridículo, también lo es que ellos traten de obligar a quienes no somos a serlo, tal como hacen los gay talibanes que quisieran que constitucionalmente todos pertenezcamos al gremio.
    Antes, los condenaron a muerte, luego los llevaron presos, después los segregaron y los internaron en manicomios, más tarde los toleraron y hoy pueden casarse.
    Me preocupa que lo que venga es que sea obligatorio.

    Ahora, que parte de la humanidad se vuelve más tolerante, es lógico pensar que las personas de un mismo sexo puedan casarse para hacerse la vida imposible entre ellos, tal como hacemos los que nos casamos con nuestro sexo opuesto. Este es el meollo de la cuestión, lo que hace daño no es si la gente que se casa es gay, es el matrimonio en sí mismo lo que nos está volviendo locos a los seres humanos.

    Los homosexuales se fregaron con esto del matrimonio, ya no se les podrá llamar gay, que significa alegre, ahora tendrán que conocer el infierno y comenzarán a llamarse sad, que significa triste.

    Pronto tendrán el “Día del orgullo sad” y saldrán a las calles a manifestar pidiendo que les vuelvan a impedir casarse.

    Pero bueno, creo que ha llegado el momento de a quienes nos gusta casarnos como “manda Dios”, para aprovechar la confusión y pedir que prohíban los matrimonios mixtos, que a mi entender y experiencia, son los que hacen daño.

    Casi todas las personas mayores de treinta años que conozco ya se casaron y divorciaron o siguen juntos y se odian; otros, no hayan que hacer con el fastidio y aburrimiento de ser felices juntos.

    La gente, en general, casi no puede vivir consigo misma, hay algunos que hasta se suicidan porque no se soportan y, sin embargo, van y se casan para compartir su vida imposible.

    Yo me he casado y divorciado seis veces, gracias a que las mujeres ponen en práctica mi ya conocida teoría: no hay cosa que le guste más a una mujer que un hombre que no le convenga.

    Los lectores dirán, éste está resollando por la herida ¡Pues sí! Y una herida grande y cara. Yo he perdido 6 apartamentos, 12 neveras, 16 televisores, 15 lavadoras, 22 licuadoras, 5 carros y 1 camioneta que todavía estoy pagando.
    Muebles ¡los que quieran! Además, mensualmente, varios tribunales me quitan las tres cuartas partes de los 3 millones que me paga El Nacional.
    Lo peor es que todas las mujeres que he tenido y tengo en la actualidad me han montado cachos y ahora viven con ellos en los apartamentos que yo pagué, paseando en los carros que les dejé.

    Así que amigos gay, cásense, pero por favor, apoyen a las víctimas para que prohíban los matrimonios heterosexuales. No me importa lo que diga o piense la gente. Yo no soy gay, pero si en Venezuela continúan con los matrimonios mixtos y legalizan los otros, yo me voy a buscar un novio para casarme y quitarle todo cuando me deje.
    Tengo varios amigos con dinero que además me gustan, porque si me voy a meter no va a ser con un limpio feo.

    Pienso con felicidad que cuando me case con alguno de ellos, le podré llegar tarde, me echaré palos con mis amigotes, no tendré miedo a salir o que él salga embarazado, jugaremos dominó y bolas criollas. Cuando aparezca una cucaracha gritaremos y al final la mataremos los dos, cuando se espiche un caucho lo montaremos juntos o a lo mejor me hago el loco para que lo monte él sólo ¡Jamás! tendremos que subir el aro de la poceta y compartiríamos la subida del botellón de agua hasta el apartamento.

    Pero esas son puras ilusiones, porque yo estoy tan salao con esto de los matrimonios, que capaz que cuando consiga a ese hombre ideal será el único en la historia de la humanidad que se devuelva y me lleve una mujer para la casa, y lo peor, que a lo mejor hasta me enamoro de ella y me vuelvo a casar.

    ResponderEliminar
  6. si la montaña no va a Mahoma, entonces... ya sabes el resto:
    http://vicisitudes.blogia.com/2007/031301-gay-for-strike-pay-strike-cell.php

    ResponderEliminar
  7. Hola, gente
    Sólo quería invitarlos a la próxima tertulia de la Diversidad Sexual de Caracas que se llevará a cabo en el Café la Ghiringela este martes 10 de abril a las 6:30 de la tarde. El tema de este martes es “Juguetes y fetiches sexuales”. La entrada es libre y el ambiente es muy sabroso. Si pueden acercarse, les garantizamos un rato bien divertido y ameno. Abierto a todas las ideas y orientaciones sexuales. Para más información pueden pasar por www.cronicasdeun.blogspot.com
    Little George

    ResponderEliminar